Xoan Quinto o Robin Hood Galego

Neste foro falamos de Historia de Galicia, antiga ou actual: desde o celtismo ata a Memoria Histórica, etc. Os temas relativos ás historias persoais ou familiares dos emigrados, as súas vivencias na emigración teñen outro espazo en "".
sromero
Mensagens: 135
Registado: quarta, 24 jul 2002, 23:00

Xoan Quinto o Robin Hood Galego

Mensagempor sromero » sábado, 07 abr 2007, 14:09

Enrique Rodriguez Alvarez desde Panama, envio el siguiente mensaje el 01/05/2002 a la lista Fillos-L:
Xoán Quinto, bandolero mítico de la comarca del Ulla
Según refiere Xosé Miranda, el mítico bandolero llamado Xoán Quinto, es la máxima gloria, junto con Pepa Loba, del imaginario criminal gallego, era, por lo que parece, natural del lugar de Araño, en Rianxo, A Coruña, en una zona paradisíaca de las Rías Baixas, ya lindando con la provincia de Pontevedra, que fue donde más actuo. Su verdadero nombre fue el de Antonio Rodríguez Otero, y nacio en el año 1847. Parece que estuvo reclamado y procesado en varios juzgados entre 1870 y 1880. Tan famoso fue que llegaron a conocerlo en Andalucía y en varios países de Sudamérica:

Soy Juan Quinto
gran ladron de Andalucía
que a los ricos robaba
y a los pobres socorría.

Como Robin Hood, el quizá inexistente bandido de Sherwood, es el prototipo de ladron fiero y sanguinario con los ricos, y generoso y noble con los pobres. Robaba harina, cuando aún era niño, en los molinos de su aldea natal y en seguida paso a convertirse en bandolero.

Sus seis compañeros eran el Navallas, Latovas, Granadero de Vilas, Caghicho, Barreiro y su hermano Ramon, además de otros esporádicos. Parece que el número 7 en la conformacion de una banda de pillos es algo cabalístico.

Anton da Devesa, colega y compadre de Xoán Quinto, desatendía y maltrataba a sus tres hijos para atender a sus queridas. Xan Quinto lo aguardo con una tranca tras la puerta y, cuando éste llego, le zurro hasta dejarlo medio muerto. Seguidamente les dijo a los hijos mayores:

- Ahora rematadlo, si no os hago a vosotros lo mismo que le hice a él!

Los muchachos ni rechistaron y lo enterraron a la orilla del mar. Nadie lloro aquella muerte. Sin embargo, no lo debieron enterrar muy bien y, pasado algún tiempo, una vieja chalada encontro una de sus botas a flor de tierra. Tiro y detrás venía una pierna. La anciana fue corriendo y chillando por los caminos y la gente acudio a sus voces. La justicia consiguio que el hermano más joven confesase y los dos mayores acabaron en la cárcel.

Se cuentan muchos cuentos y leyendas de este bandolero, de su extraño concepto de la justicia y de su modo de repartir las ganancias de sus asaltos. De la trilogía más célebre de bandoleros gallegos, Xoán Quinto, Pepa Loba y Toribio, entienden los expertos que Pepa Loba es totalmente mítica, Toribio (según Mamede Casanova) enteramente real y Xoán Quinto se sitúa a caballo entre ambos extremos.

Se dice que Xoán Quinto murio en Portugal de una puñalada en Valga (Pontevedra), en la otra orilla del río Ulla, casi frente a su lugar natal. Por otra parte, también se dice que gente de su cuadrilla lo llevo a Araño moribundo y allí fue enterrado en la huerta paterna.

Vaya usted a saber...cuánto hay de realidad y de imaginacion popular en este relato....que espero les haya agradado.

Un abrazo.

Dr. Enrique Rodríguez Alvarez
desde las riberas del canal de Panamá-Ourense.

mariajuana
Mensagens: 562
Registado: segunda, 02 dez 2002, 00:00

Xoan Quinto o Robin Hood Galego

Mensagempor mariajuana » quinta, 08 mai 2008, 05:11

Xosé O. Piñeiro desde Villa Gesell, Buenos Aires, Argentina, envió el siguiente mensaje el día, 02/05/2002, a la lista de Fillos-L:Xoan Quinto

Gracias Enrique: Acabas de darme la respuesta a algo que no entendí de pequeño, mi madre solía decirme cuando hacía travesuras "SODES O DEMO O MESMO XOAN DOS QUINTOS INFERNOS". Nunca supe a quien se refería con ese dicho. Con tu relato, creo ahora haber encontrado la respuesta.
Mi Familia es originaria de VALGA, desde mis Bisabuelos, mis primos aún viven allí. Ahora se quien es Xoan dos quintos infernos!!

Un Abrazo

Xosé O.Piñeiro
Valga-Pontevedra
Villa Gesell-Arxentina

sbaezagarr
Socio/a
Socio/a
Mensagens: 684
Registado: sexta, 04 mar 2005, 00:00

Xoan Quinto o Robin Hood Galego

Mensagempor sbaezagarr » quarta, 21 mai 2008, 02:49

Maria Rosa Iglesias desde Argentina, envió este mensaje el día 06/05/02 a la lista Fillos-L:Irmáns:

Eu creía que Xoán Quinto era unha invención de Valle Inclán, pero noso irmán Enrique fíxome abrir os ollos (¡gracias Enrique, gústame moito o que escribes, carallo!).
Voulles transcribir a introducción que escribeu Valle Inclán para seu libro de contos, Jardín Umbrío que anque escrito en castelán trata maxistralmente de temas galegos.

" Tenía mi abuela una doncella muy vieja que se llamaba Micaela la Galana:

Murió siendo yo todavía niño. Recuerdo que pasaba las horas hilando en el hueco de una ventana, y que sabía muchas historias de santos, de almas en pena, de duendes y de ladrones.
Ahora yo cuento las que ella me contaba, mientras sus dedos arrugados daban vueltas al huso. Aquellas historias de un misterio candoroso y trágico, me asustaron de noche durante los años de mi infancia y por eso no las he olvidado.
De tiempo en tiempo todavía se levantan en mi memoria, y como si un viento silencioso y frío pasase sobre ellas, tienen el largo murmullo de las hojas secas. ¡El murmullo de un viejo jardín abandonado! Jardín Umbrío.

E aquí vai o conto que se chama "Juan Quinto"

Micaela la Galana contaba muchas historias de Juan Quinto, aquel bigardo que, cuando ella era moza tenía estremecida toda la Tierra de Salnés.
Contaba cómo una noche, a favor del oscuro, entró a robar en la Rectoral de Santa Baya de Cristamilde. La Rectoral de Santa Baya está vecina de la iglesia, en el fondo verde de un atrio cubierto de sepulturas y sombreado de olivos. En este tiempo de que hablaba Micaela, el rector era un viejo exclaustrado, buen latino y buen teólogo. Tenía fama de ser muy adinerado, y se le veía por las ferias chalaneando caballero en una yegua tordilla, siempre con las alforjas llenas de quesos.

Juan Quinto, para robarle, había escalado la ventana, que en tiempo de calores solía dejar abierta el exclaustrado. Trepó el bigardo gateando por el muro, y cuando se encaramaba sobre el alféizar con un cuchillo sujeto entre los dientes, vió al abad incorporado en la cama y bostezando.

Juan Quinto saltó dentro de la sala con un grito fiero, ya el cuchillo empuñado. Crujieron las tablas de la tarima con ese pavoroso prestigio que comunica la noche a todos los ruidos. Juan quinto se acercó a la cama, y halló los ojos del viejo frailuco abiertos y sosegados que le estaban mirando:

-¿Qué mala idea traes rapaz?
El bigardo levantó el cuchillo:
-La idea que traigo es que me entregue el dinero que tiene escondido, señor abad.

El frailuco rió jocundamente:
-¡Tú eres Juan Quinto!
-Pronto me ha reconocido.

Juan Quinto era alto, fuerte, airoso, cenceño. Tenía la barba de cobre, y las pupilas verdes como dos esmeraldas, audaces y exaltadas.
Por los caminos, entre chalanes y feriantes, prosperaba la voz de que era muy valeroso, y el exclaustrado conocía todas las hazañas de aquel bigardo que ahora le miraba fijamente, con el cuchillo levantado para aterrorizarle:

-Traigo prisa, señor abad. ¡La bolsa o la vida!

El abad se santiguó.
-Pero tú vienes trastornado. ¿Cuántos vasos apuraste, perdulario?
Sabía tu mala conducta, aquí vienen muchos feligreses a dolerse...
¡Pero, hombre, no me habían dicho que fueses borracho!

Juan Quinto gritó con repentina violencia:
-¡Señor abad, rece el Yo Pecador!
-Rézalo tú, que más falta te hace.
-¡Que le siego la garganta!¡Que le pico la lengua!¡Que le como los hígados!

El abad, siempre sosegado, se incorporó en las almohadas:
-¡No seas bárbaro, rapaz! ¡Qué provecho iba a hacerte tanta carne cruda!

-¡No me juegue de burlas, señor abad! ¡La bolsa o la vida!

-Yo no tengo dinero, y si lo tuviese tampoco iba a ser para tí.
¡Anda a cavar la tierra!

Juan Quinto levantó el cuchillo sobre la cabeza del exclaustrado:
-Señor abad, rece el Yo Pecador.

El abad acabó por fruncir el áspero entrecejo:
-No me da la gana. Si estás borracho, anda a dormirla. Y en lo sucesivo aprende que a mí se me debe otro respeto por mis años y por mi dignidad de eclesiástico.

Aquel bigardo atrevido y violento quedó callado un instante, y luego murmuró con la voz asombrada y cubierta de un velo:
-¡Usted no sabe quién es Juan Quinto!

Antes de responderle, el exclaustrado le miró de alto a abajo con grave indulgencia.
-Mejor lo sé que tú mismo, mal cristiano.

Insistió el otro con impotente rabia:
-¡Un león!
-Un gato!
-¡Los dineros!

- No los tengo.

-¡Que no me voy sin ellos!

-Pues de huésped no te recibo.

En la ventana rayaba el día y los gallos cantaban quebrando albores.
Juan Quinto miró a la redonda, por la ancha sala donde el tonsurado dormía y descubrió una gaveta:
-Me parece que ya dí con el nido.

Tosió el frailuco.
-Malos vientos tienes.

Y comenzó a vestirse muy reposadamente y a rezar en latín. De tiempo en tiempo, a par que se santiguaba, dirigía los ojos al bandolero, que iba de un lado al otro cateando. Sonreía socarrón el frailuco y murmuraba a media voz, una voz grave y borbollona:
-Busca, busca. ¡No encuentro yo con el claro día y has de encontrar tú a tentones!...

Cuando acabó de vestirse salió a la solana por ver cómo amanecía.

Cantaban los pájaros, estremecíanse las yerbas, todo tornaba a nacer con el alba del día. El abad gritóle al bigardo, que seguía gateando en la gaveta:
-Tráeme el breviario, rapaz.

Juan Quinto apareció con el breviario, y al tomárselo de las manos, el exclaustrado le reconvino lleno de ingulgencia:
-¿Pero quién te aconsejó para haber tomado este mal camino?
¡Ponte a cavar la tierra, rapaz!

-Yo no nací para cavar la tierra. ¡Tengo sangre de señores!

-Pues compra una cuerda y ahórcate, porque para robar tampoco sirves.

Con estas palabras bajó el frailuco las escaleras de la solana, y entró en la iglesia para clebrar su misa. Juan Quinto huyó galgueando a través de unos maizales, pues se venía por los montes la mañana y en la fresca del día muchos campanaros saludaban a Dios.

Y fue en esta misma mañana ingenua y gragante cuando robó y mató a un chalán en el camino de Santa María de Meis.

Micaela la Galana, en el final del cuento, bajaba la voz santiguándose, y con murmullo de su boca sin dientes recordaba la genealogía de Juan Quinto:
-Era de buenas familias. Hijo de Remigio de Bealo, nieto de Pedro, que acompañó al difunto señor en la batalla del Puente San Payo. Recemos un Padrenuestro por los muertos y por los vivos.

Vocabulario:

bigardo: vago, vicioso
chalanear: comprar y vender con maña y astucia
tordilla: que tiene el pelo mezclado de negro y blanco
cenceño: delgado o enjuto
chalán: tratante, traficante. Negociante muy astuto y mañoso


Puxen este vocabulario porque tiven que buscar estas palabras no mataburros e penséi que así afórrolles a vostedes o esforzo de buscalas.

Unha aperta
María Rosa
Desde Buenos Aires
Gallega de Santiago de Compostela

xosenri
Mensagens: 31
Registado: quinta, 24 jan 2008, 22:44

Xoan Quinto o Robin Hood Galego

Mensagempor xosenri » quarta, 21 mai 2008, 04:54

Bueno, como esto empezó a conmover a gallegos de Villa Gesel, me pregunto que edad tendrán y si habrán sido testigos del auge de los radioteatros de la épica popular en el Buenos aires de los 60 del pasado siglo, Juan Carlos Chiappe, su director.La ciudad se paralizaba alrededor de la radio sin distinción de clase social, Juan Moreira, El Rubio Millán, en Galicia no se dió, el levantamiento falangista hizo que nada de esta mística popular en Gallego pueda salir por la radio, pero un joven autor gallego escribió un libreto sobre un encuentro entre xan Quinto y Pepa a Loba que me emocionó e me hizo recordar de aquellos radioteatros que tanto marcaron y definieron nuestra cultura rioplatense, en espera de que se tranforme en cine o televisión, comparto con alegría este archivo pdf que publica el joven autor en su sitio, esta sí que era un Galega Brava, que ni Xan Quinto! = PEPA A LOBA Adaptación de María Xosé Lamas da obra Pequeno drama mitolóxico sobre a violencia de xénero de VICENTE PIÑEIRO PEQUENA OBRA SOBRE A VIOLENCIA DE XÉNERO REPRESENTADA POR PERSONAXES DA MITOLOXÍA POPULAR GALEGA. DO QUE AQUÍ SE CONTA SON TESTEMUÑAS O PADRE FEIXOO, MURGUÍA, RISCO, LOURENZO, BOUZA BREY, FRAGUAS E OUTROS, É DICIR: OS NOSOS MAIORES. http://www.vicente-p.com/titulos_teatro.htm

marajosmantianvzq
Mensagens: 11
Registado: quinta, 22 mai 2008, 23:18

Xoan Quinto o Robin Hood Galego

Mensagempor marajosmantianvzq » sexta, 30 mai 2008, 20:22

Gracias Enrique y María Rosa por lo que escriben y por acercarnos de ese modo a la cultura popular gallega.
Para mi leer estas páginas es como descubrir un sentimiento muy fuerte que no sabia que fuera tan importante para mi.
Nuevamente gracias y unha aperta.


Voltar para “Historia de Galicia e memoria histórica”

Quem está ligado:

Utilizadores neste fórum: Nenhum utilizador registado e 2 visitantes