Una Opinion

Para relatarmos as vivencias vitais dos nosos pais, nais, avós e avoas, eses herois da nosa Emigración...
sromero
Mensagens: 135
Registado: quarta, 24 jul 2002, 23:00

Una Opinion

Mensagempor sromero » terça, 30 jan 2007, 01:43

Norberto Tarella desde Buenos Aires, envio el siguiente mensaje el 23/05/02 a la lista Fillos-L: Mi padre se radicó en la República Argentina en 1919 ( a los 18 años de edad).

La Nación Argentina, nos enseñaron en la escuela primaria, le abrió las puertas a los emigrantes y es cierto su generosa Constitución desde el preámbulo de su sanción habla "de todos los hombres del mundo que quieran habitar el suelo argentino"

La realidad los hacinó en conventillos, los transformó en "gallegos sucios" o "tanos ignorantes" o "rusos de mierda".

No obstante ello, y ahora hablo de lo que más conozco, (los gallegos de galiza y los gallegos españoles) labraron un futuro, se consustanciaron con nuestras cosas, tomaron mate y disimularon aque llas amarguras iniciales y como no podian con su genio crearon instituciones que abrieron a la co-munidad sin preguntar su origen. Crearon el colectivo y lo patentaron como "invento" Argentino. Tuvieron sus hijos y a los que nos enseñaron a querer y respetar a la Argentina como ellos mismos ya querian y respetaban, pero también simultaneamente nos enseñaron sus tradiciones, su lengua......su cultura (porque si bien muchos no eran instruidos todos gozaban de una cultura ancestral ).

Ahora me entero que no soy descendiente de lo "mejor de España". Seguro que no, Galiza nunca fué lo mejor de España. Para el resto de España siempre fue lo peor, por eso se la aisló y se la intentó someter, se buscó humillarla, denigrarla, "castrarla".

A España no le importó que los hijos de Galiza abandonaran la tierra buscando dignidad y pan, pues los que se iban eran campesinos ignorantes.

Pues bien esos inmigrantes "hicieron" "la" Argentina y en Buenos Aires "la quinta provincia" Gallega (en el "Centro Republicano Español", en la "Casa de Galicia" en la "Federación de Sociedades Gallegas" en las distintas "sociedades" que la integraban o no, en "el hispano" o donde fuera) donde se pelearon y/o convivieron "republicanos", "falangistas", "anarquistas", "socialistas" "comunistas", "liberales" "galleguistas" (irmanciños) pero como todos respiraban bien y se identificaban bien no habia "morados" ni "mimetizados".

Y, algunos, cuando las circunstancias económicas o sociales o convenios lo permitieron viajaron a su tierra y volvieron alabando los progresos que habia desde cuando ellos se fueron, saludaron a sus familias hicieron gala de sus progresos, pero volvieron. Y seguramente muchos se encontraron con problemas en la Argentina (no nos olvidemos que lo nuestro es cíclico), apretaron los dientes y volvieron a poner su empeño para salir de "la crisis" (cualquiera fuera la que les tocó vivir)

Y sus hijos ? (nosotros) A los que no le enseñaron a disimular su origen, lo disimularon solos (hay excepciones, seguramente) no nos gustaba (ante nuestros amigos) que nuestros padres tuvieran "esa" pronunciación que los delataba. No nos gustaba que ellos "vinieran a matarse el hambre" y la sociedad nos condicionaba (los españoles, por ejemplo, que se enfrentaron a nuestros ejercitos en la guerra por la independencia eran "maturrangos" y eso que ellos nos enseñaron a andar a caballo).

Y entonces me pregunto por aquellas épocas quien queria "la nacionalidad". Yo hablo por mi. A los doce años, aproximadamente, afloró mi "bisagra" cultural. La misma ya se venia gestando (en casa se hablaba gallego y el que no entendia se jodia) en la primaria tenia compañeros judios y griegos que por la tarde concurrian a escuelas de su etnia y (ante mi sorpresa) no se avergonzaban de ha-blar esas lenguas foráneas a nuestra cultura nacional o de vestir ropas de la región de sus padres y hasta bailar en un escenario danzas exóticas.

Mi detonante fué la lectura del "Mio Cid" en la secundaria y encontrar que el "castellano antiguo" (ante mis conocimientos de esa época) era "demasiado" similar al gallego de los ignorantes, entonces o este no era tan "de ignorantes" o el otro no era tan "culto". De alli en más todo se precipitó (conoci a Curros Enriquez, a Castelao, a Rosalia, a Pondal y a otros no tan famosos) y me di cuenta que yo soy Argentino por nacimiento (y no reniego de ello) pero soy Gallego por mis ancestros y mis amigos de cualquier origen lo sufrieron (los llene de "caldo" "callos" "empanada", sardinas y de "airiños, airiños, aires") y ante mi sorpresa me "bancaron" y en algunos casos hasta me envidiaron mi "origen europeo"

Por eso estoy gestionando mi Nacionalidad en el consulado Español porque creo que es un derecho no individual ni de un corpusculo Argentino. Es un derecho de todos los que nacimos fuera de la tierra madre (como dijo un funcionario del consulado "tu eres Español nacido en cualquiera lugar, con perdón") &! ! nbsp; No la gestiono para radicarme en España. Pienso quedarme aqui como se quedo mi padre cuando tuvo que empezar de nuevo varias veces y mordió y siguio.

También me quedo porque vivi en mi padre "a morriña" por "su" Galiza, "seus pinos" "suas troitas".

Los que hoy se van o buscan irse -por el motivo que sea- son tan respetables como aquellos que vinieron el siglo pasado buscando nuevos horizontes económicos, huyendo de la guerra de África o civil, exilados políticos o lo que fuera (ni lo mejor ni lo peor de España). Son tan respetables como los que se volvieron después de lograr su objetivo o los que se quedaron al conseguirlo o no.

También seran respetables los Argentinos o sus hijos Españoles que vuelvan en un hipotético 2032 (algunos estan volviendo hoy) o los que se queden. Cada uno asume sus riesgos o sus convenien-cias, o afronta como sabe o como puede lo que le toca vivir.

Por último y disculpen la perorata cada uno busca algo que le apetece, en el caso de la naciona lidad puede ser por una cuestion de raices, de derechos, de necesidad de emigrar, para poder trasmitirsela a sus hijos o por lo que se le cante sin necesidad de una disquisicion ideólogica.

Presionemos como dice Xose, para que no se conculquen los derechos mas alla del motivo de cada uno tenga para ejercerlos o no ejercerlos.

Y si el futuro hace que los hijos Españoles de los Argentinos (con Nacionalidad Española por sangre) que hoy emigran se quieran volver en el 2032 que se nuclen y hagan presión sobre el gobierno Argentino para que cambie la Ley y les reintegre la nacionalidad de sus padres que le corresponde por sangre (¿cual sangre será?).

Por las dudas empiecen desde cuando lleguen no se olviden que aca las propuestas "se cajonean".

Un abrazo

Aldo Bós Aires - Tallara/Noia

PD: No hablo de mi madre porque la "voz" de la galleguidad la llevaba mi padre, pero quiero aclarar que ella llego a Buenos Aires en el 29 buscando un mejor horizonte para su vida y la primera vez que tuvo que apretar los dientes fue con la "crisis del 30" Tenia 24 años. Hoy con 96 sigue bancandose a la Argentina y sus crisis recurrentes y en el dia de hoy, la sorprendi acompañando en su "cascada" entonación Gallega al Himno Argentino que se emitia por tv.

Voltar para “Historias da nosa emigración”

Quem está ligado:

Utilizadores neste fórum: Nenhum utilizador registado e 1 visitante