Historia de un Galego...

Para relatarmos as vivencias vitais dos nosos pais, nais, avós e avoas, eses herois da nosa Emigración...
mariajuana
Mensagens: 562
Registado: segunda, 02 dez 2002, 00:00

Historia de un Galego...

Mensagempor mariajuana » quarta, 06 set 2006, 03:16

Xavier Pardiñas desde Buenos Aires, Argentina, envió el siguiente mensaje, el día 15/09/2002, a la lista de Fillos-L:Estimados colisteros:
Algunos conocen ya mi historia en el contexto de la emigración por charlas que hemos tenido, bien en alguna xuntanza o en alguna otra oportunidad, pero creo que jamás la mande a la lista. Esta es la historia:
Corría el año 1936 y dos hermanos que se amaban como tantos hermanos que se aman, debían separarse.
¿Los hermanos? Humberto Pardiñas Balado y Adolfo Pardiñas Balado, Hijos del matrimonio de Dn. Xose Pardiñas Ucha y Dña. Maria Balado Seoane. Como les decía el momento de la separación fue terrible, el mayor de ambos, Humberto, debía huir urgentemente a Arxentina.
Lo buscaban para darle muerte. ¿Por que? pues bien esta es una parte de la historia que tuvo mucho que ver con los acontecimientos que sucedieron años mas tarde.
El joven Humberto era "rojo", anarquista o socialista, pero además tenia la costumbre de poner bombas en determinados sitios que no eran del agrado para mucha gente, por el momento no nos pongamos a favor o en contra, podríamos atribuir esta extraña manía al idealismo y a la pasión de un joven de 20 años.
Lo cierto es que un día de 1936, Dn. Xose y Dña. Maria (que era la que llevaba los pantalones en la casa), cansados de esconder a su hijo y viendo que se acercaba, demasiado temprano, la hora de "la despedida", Sentaron a su rebelde hijo mayor, y le dijeron: "Hijo, mejor que partas para Arxentina, allí te espera tu tío Manuel". El tío Manuel Balado Seoane, Hermano de Dña. María, había llegado a Arxentina cuando Humberto era solo un bebe, y Adolfo ni siquiera había nacido, pero, ante las últimas letras de su hermana, Manuel ni siquiera lo pensó, "Mandame al muchacho" le dijo:
El momento de la despedida se hacia terrible, insoportable, Adolfo se quedaba sin quien fuera el director de sus travesuras, el abogado ante sus padres, el tutor en cosas como: fumar cigarrillos, usar pantalones largos y decirle a una muchacha lo que quería óir. Era su hermano mayor, era su ejemplo a seguir (tal vez no el mejor, pero lo era). Siempre lo vió mucho mas alto y fornido de lo que era, y se le estaba yendo de la vida, así, en la noche, en el silencio, con la repentina sorpresa con que muerde una serpiente.

(continuarà)

Xavier Pardiñas
Cambre, A Coruña.
Bos Aires, Arxentina.
Última edição por mariajuana em sábado, 08 nov 2014, 21:43, editado 1 vez no total.

mariajuana
Mensagens: 562
Registado: segunda, 02 dez 2002, 00:00

Historia de un Galego...

Mensagempor mariajuana » quinta, 07 set 2006, 02:02

Xavier Pardiñas desde Buenos Aires, Argentina, envió el siguiente mensaje el día 17/09/2002, a la lista de Fillos-L:El tío Manuel había llegado a la Argentina a principios del siglo XX, no como muchos pensaran...
Huyendo del hambre, de la guerra o de enemigos políticos.
La historia de Manuel Balado Seoane era bastante distinta.
Se podría decir que lo que llevo a Manuel a la emigración, o destierro si se quiere, fue el haber dado libertad completa a su corazón.
De no creer, lo que trajo al pobre Manuel a Argentina, fue el amor, ¿o el desamor...?.
Esta es una parte de la historia familiar, que siempre estuvo envuelta en vahos de oscuridad, y rayana en la leyenda, desataba todo tipo de conjeturas fantásticas entre sus sobrinos nietos,
y entre los hijos de estos, que tuvimos la suerte de conocerlo.
Se comentaba en voz baja, casi siempre en los momentos en que el tío dormía o descansaba. Por partes, quebrada, interrumpida, jamas la historia completa, como les decía, a veces, esta historia
estaba sujeta a ingredientes espectaculares y fantásticos.
Lo cierto es que el tío Manuel, huyo de Galicia, con el corazón destrozado, desde el momento que decidió viajar a Argentina, él sabía que jamás volvería a su terra nai, como un bíblico poblador de Sodoma y Gomorra, alertado por los ángeles, no miro hacía atrás, se cree que, de todos modos, su corazón se convirtió en una piedra de sal. ..
Era demasiado joven, su corazón latía muy deprisa y su sangre además de estar caliente corría con el caudal de un bravío río de montaña, o tal vez con la fuerza de las pleamares y bajamares de las rías gallegas.
Los que lo conocieron en Galicia comentaban de él, que era un joven de estatura mediana, de mirada recia y altiva, fuerte, de contextura fornida, valeroso, oh, si, si.!!! Hasta los días que hoy corren.
Debe de tenerse mucho valor para abandonar todo lo que se ama, desde lo mas profundo del alma, desde la misma médula de los huesos, solo por eso, porque se ama. Deseo señalar, este detalle, como propio de los Balado Seoane. Aquellos que tuvieron la suerte de volver a verlo en Buenos Aires, decían que solo era una especie de humo o vapor, comparado con el joven que habían conocido.
Era un hombre callado, sombrío, gris, refugiado en la iglesia que estaba a unos pasos de su casa, como si ahí encontrase el bálsamo para sus dolores, dolores del alma. Manuel; solo en Buenos Aires, así quedaba luego de la partida de Dn.Xosé y de su hermana María de regreso a Galicia, solo, sin fotos, sin cartas que atesorar, solo con recuerdos... recuerdos que tal vez, solo tal vez, humedecieran sus ojos en soledad.
De las versiones que mas circulaban por la casa familiar en Buenos Aires, se rescatan dos como las mas cercanas a hechos reales, pero la verdadera historia...la verdadera historia, tengo la esperanza
de que en algún momento sin tiempo, el mismo me la cuente.
Se comentaba a sus espaldas, que fue el amor no correspondido de una muchacha de su pueblo, casi con el mismo énfasis, se decía que un esposo celoso amenazaba con matar a los dos, esposa y amante.
A veces las discusiones sobre los hechos tomaban el matiz de pequeños debates, con disertantes por una versión con pruebas hipotéticas, y defensores de la otra. Las historias mas fantásticas, siempre estaban en manos de los mas jóvenes, apoyados por alguno de los mas viejos, pero, en todos los casos, y he aquí, lo que le dió ese tono mítico.
Se nombraba a un personaje. que se aparecía en sueños; todos lo llamaban "el abuelo".
En fin, solo en Buenos Aires, Manuel, recibe carta de su hermana. Llegaba la compañía, un poco abrumado, un poco dichoso, la compañía que solo la sangre puede dar, aquella que llena el espacio que ningún amigo logra colmar, aunque se lo quiera como un hermano.
Quizás para pedir perdón, quizás para pedir piedad, quizás para pedir por alguien, la iglesia se había convertido en sitio de visita diaria para Manuel.
Esta vez se arrodillo para agradecer. Llegaba la compañía, llegaban los lazos familiares atados por la sangre; llegaba su sobrino Humberto.
continuará
Última edição por mariajuana em sábado, 08 nov 2014, 21:43, editado 1 vez no total.

mariajuana
Mensagens: 562
Registado: segunda, 02 dez 2002, 00:00

Historia de un Galego...

Mensagempor mariajuana » quinta, 07 set 2006, 13:16

Lilian Truffin Lampon desde Buenos Aires, Argentina, envió el siguiente mensaje, el día 17/09/2002, a la lista de Fillos-L:Javier gracias por compartir una historia, tan mágicamente narrada...
Un cariño.
Lilian Truffin Lampón de Mera
nieta de Juan Lampon Paz y de Nieves Trigo Caride
Castiñeira Riveira Viigo
Última edição por mariajuana em sábado, 08 nov 2014, 21:43, editado 1 vez no total.

mariajuana
Mensagens: 562
Registado: segunda, 02 dez 2002, 00:00

Historia de un Galego...

Mensagempor mariajuana » sexta, 08 set 2006, 00:51

Mirta Cumplido Carballude desde Lanús, Buenos Aires, Argentina, envió el siguiente mensaje, el día 18/09/2002, a la lista de Fillos-L:
Xavier:
¿No pensarás dejar así el relato...? Esperé hasta hoy la continuación y no
llegó. Por favor, no nos dejes sin la parte 3...
Un abrazo

Mirta Cumplido Carballude
Lanús Bs As
Lalín Pontevedra
Última edição por mariajuana em sábado, 08 nov 2014, 21:43, editado 1 vez no total.

mariajuana
Mensagens: 562
Registado: segunda, 02 dez 2002, 00:00

Historia de un Galego...

Mensagempor mariajuana » domingo, 10 set 2006, 13:44

Xavier Pardiñas desde Buenos Aires, Argentina, envió el siguiente mensaje el día 25/09/2002, a la lista de Fillos-L:El momento del adiós se hizo presente, y de esta
manera, terrible e insensible, un extraño vapor de tristeza y dolor,
de angustia e incertidumbre, fue ocupando cada rincón de la casa.
Había nuevas manchas, en los techos y paredes, surgidas en los últimos días, parecían de humedad, pero eran de dolor, estas paredes
que habían visto nacer a los hermanos, tampoco lo soportaron, y cada
piedra lloro esa noche...
Adolfo jamás imaginó en separarse de su hermano, si bien aun no entendía bien el grave problema que lo acechaba, si entendió.
Que esas extrañas reuniones con sus ?amigos? eran las culpables...
Esas extrañas reuniones, a las que el no podía ir.
S¡, pero como no iba a poder ir él!
¿Qué extrañas cosas se fraguarían en ellas?.
En sus mas íntimos fueros, reconoció cierto alivio, comprendió que Humberto, solo trataba de mantenerlo alejado de algo peligroso, comprendió que no se estaba olvidando de su hermano Adolfo, que no era desplazado por amigos que, no lo abrumaban con preguntas ni lo miraban como quien mira a un héroe.
Lo cierto es que este momento dolía, y este dolor era difícil de describir... Dña. María enjugo sus lagrimas, y les dijo a sus hombres:
? Vamos, si no dejan de llorar será mas difícil para el muchacho.? Abrazó a su amado hijo, tan amado como los demás, pero este se iba,
para no volver, y si se quedaba, si se quedaba peor aun, se agregaba la palabra ?jamás?. Le beso la frente y lo abrazó con la misma fuerza que veinte años antes, había contraído su útero, hasta se dice que, esta mujer, de cincuenta años, sintió dolores de parto mientras veía el barco partir.
Así en terra nai quedaban abrazados Xosé, María y Adolfo, llorando desconsolados ellos, con una mano en el vientre ella, despidiendo a un extraño que ?jamás habían oído nombrar?, despidiendo al hijo unos, al
hermano el otro, del que claro esta, ?hacia días no tenían noticias?.
El vapor se alejaba, en el un desconocido, leía su pasaporte una y otra vez, para memorizar su nuevo nombre...
Había visto A Coruña desde el mar ya varias veces, pero esta vez, cerro sus ojos con fuerza, y los volvió a abrir y otra vez los cerró, tratando de
retener cada partícula de luz que se reflejaba en sus costas, grabó el rostro de sus padres y hermano en su mente tan fuertemente como pudo, y lloró.
Abandonaba, todo aquello que no se podía abandonar, su madre, su padre, su hermano, su tierra, sus amigos y su causa. Los días pasaban abordo, y Humberto no podía despegarse de su conciencia, se sentía tan
desdichado, tan culpable, que prefería el dolor de vientre por no comer,
a ese extraño dolor del alma.
El tiempo transcurría abordo entre sueños pesados, y una comida diaria.
Las vivencias de los últimos días, no lo abandonaban ni un solo instante y se mezclaban y confundían, la ayuda de sus tíos Balado, la ultima reunión
clandestina con sus camaradas, el dolo de su familia, el movimiento del barco, las palabras se mezclaban y resonaban, Tío Manuel, ejercito, América, Tío Manuel, nai, y despertaba una y otra vez sudado.
¿Cómo seria la vida de un paria? ¿cómo seria el tío Manuel,? ¿cómo sería Arxentina? ¿cuándo dejaría este barco de moverse? ¿quién era ese extraño hombre que se aparecía en sueños? ¿por qué su cálida sonrisa le
traía tranquilidad y calidez familiar?
Y entre tanto desconcierto, tanta desdicha, tanta incertidumbre, y sobre todo tantos días... Asomaron las luces de Montevideo.
Un día entero en un extenso canal, en medio de un mar color de león, era demasiado, habría preferido una y mil veces desembarcar en Montevideo, de hecho casi lo hace, pero la alegría de los tripulantes y marineros
del vapor por llegar a Buenos Aires, lo retuvo abordo, pensó en el tío Manuel, su única familia por estos lares...

Unha aperta.
Xavier Pardiñas.
Fillo de Cambre, A Corunha.
Bos Aires, Arxentina.


Voltar para “Historias da nosa emigración”

Quem está ligado:

Utilizadores neste fórum: Nenhum utilizador registado e 3 visitantes