Apuntes sobre la inmigración / El vendecuadros

Para relatarmos as vivencias vitais dos nosos pais, nais, avós e avoas, eses herois da nosa Emigración...
sbaezagarr
Socio/a
Socio/a
Mensagens: 684
Registado: sexta, 04 mar 2005, 00:00

Apuntes sobre la inmigración / El vendecuadros

Mensagempor sbaezagarr » terça, 30 mai 2006, 01:36

Lisardo Fernández de Montevideo, envió este mensaje el día 13/05/2001 a la lista Fillos-L:Hola Fillos :
De muchas cosas hemos hablado y discutido. En muchas cosas hemos estado de acuerdo o en desacuerdo. Es decir: como en las mejores familias. Sin embargo, hay un tema que no recuerdo que se haya mencionado, a no ser de manera muy general o haciendo referencia a una situación particular.
¿A qué se dedicaron o dedican los gallegos que emigraron?
Claro, ya sé. Depende en qué época emigraron, a que país, cual era su edad, que nivel de instrucción tenían, etc. Pero, en líneas generales, es posible decir : los gallegos se dedicaron o dedican a tal actividad, desempeñaron o desempeñan determinadas tareas, o definitivamente no se dedicaron o dedican a otras.
Como no puedo desarrollar el tema a lo largo de toda la historia ni a lo ancho de toda la geografía, me voy a referir al lugar y al período que conozco mejor : el Uruguay en los comienzos de la década del 50. Fue ésta la década en la cual el último grupo de gallegos (y de inmigrantes de cualquier nacionalidad) desembarcó en la ribera norte del Río de la Plata. A partir de la década del 60, fuimos los uruguayos o los mismos extranjeros los que comenzamos a emigrar, en un movimiento que se ha prolongado hasta nuestros días. (Se estima que cerca de 400 mil uruguayos -más del 10 % de la población del país- vive en el exterior, uno de los porcentajes más altos del mundo)
Hago 2 aclaraciones necesarias: en primer lugar, voy a referirme a lo que podríamos llamar el "típico gallego": un inmigrante proveniente de una aldea, con bajo nivel de instrucción y huyendo de la miseria que asolaba Galicia por aquellos años. En segundo lugar: en todos los casos conjugaré los verbos en pasado, debido a que los gallegos que llegaron a Uruguay en ese periodo, están en su mayoría en situación de retiro, disfrutando (no en todos los casos, lamentablemente) de su bien merecida jubilación.
Obviamente, que al momento de arribar, los gallegos se dedicaron al primer trabajo que encontraron. Cualquier cosa era buena para mantener las "pancitas recheadas" (não é, Marcia ?) Mi madre, por ejemplo, a lo primero que se dedicó fue a lo que sabía hacer: limpiar en casas de familia. Mi padre, lo primero que hizo fue limpiar con un "sacho" el pasto (grama) que crecía entre las vías férreas que pasaban por las instalaciones de una empresa cercana al puerto de Montevideo. En general, las mujeres empezaban "sirviendo" en casas de familia. Y claro... no siempre eran bien tratadas. Sobre todo las muy jovencitas, rapaciñas de 15, 16 o 17 años. La mayor parte de ellas soportaba todo lo que podían, dependiendo de su carácter, algunos "maltratos", hasta tanto no consiguieran algo mejor. Era una época en la que en Uruguay se conseguía trabajo más fácilmente que hoy en día, por lo tanto, el nuevo empleo no tardaba mucho en aparecer. Otras, sin embargo, mandaban a la patrona "a merda e a puta que a pariu" y sin mediar palabra, allá salían a buscar otra cosa. Cuestión de carácter, pues. Y, como la memoria de alguna gente ocupa un ínfimo espacio en esa masa que todos pretendemos tener dentro de la cabeza, algunas de esas patronas que trataban arrogantemente a sus "galleguitas", no eran sino paisanas que habían emigrado algunas décadas atrás y ahora eran elegantes señoras españolas, propietarias de algún negocio o esposas de encumbrados dirigentes de alguna institución de la Madre Patria. (Soamente Deus sabe cantas veces limparon o cu cunha folha de milho, cando vivían na aldea).
El asunto es que las gallegas, seguían limpiando y limpiando, y luego de algún tiempo (meses, tal vez años) pasaban a realizar otras tareas: encontraban trabajo en una fábrica (generalmente textiles) o trabajaban por su cuenta (por ejemplo como costureras, con una vieja máquina Singer, de aquellas negras, que hoy son casi un objeto "cult"), se ponían a cocinar en lo que se solía llamar una "fonda" (taberna), ó seguían limpiando, que al final de cuentas no tenía, ni tiene nada de malo. El hecho es que, al igual que en la aldea, la gallega trabajaba a la par del gallego (en el caso de ser un matrimonio), con tal de salir adelante en esta ardua tarea que habían emprendido: emigrar. Si eran solteras, trabajaban igual, pero era otro cantar: había más tiempo libre para la diversión, para salir juntas y para los míticos bailes en Casa de Galicia que merecerían un "apunte" aparte. Ahora bien, cualquiera fuera la tarea a la que se dedicaran, lo hacían con empeño y responsabilidad, aunque aclaremos que esta es una característica de todos los inmigrantes, por razones obvias. Y por supuesto, como en todas partes se cuecen habas, había gallegas, que para trabajar, más valía perderlas que encontrarlas.
Por último, también había gallegas que no trabajaban, debido a que venían con hijos pequeños que tenían que cuidar, o quedaban embarazadas al poco tiempo de llegar...
En estos casos, las cosas se complicaban, aunque nunca faltaba alguna mano familiar o amiga que les cuidara los rapaces, mientras ellas hacían alguna limpieza de 2 ó 3 horas, tal vez cerca de su casa. Y así iba transcurriendo el tiempo, trabajando, ahorrando cartos, y preparándose para lo que suponían iban a ser mejores tiempos.
Hasta aquí llegó el cuento, por hoy.
Lisardo
Montevideo, Uruguay
Rairiz de Veiga, Ourense
Caracas, Venezuela (para conocernos mejor, como dice José Francisco)
P.D. Gracias a Enrique por darme la idea del "vendecuadros" :-)
Última edição por sbaezagarr em sábado, 08 nov 2014, 21:33, editado 1 vez no total.

sbaezagarr
Socio/a
Socio/a
Mensagens: 684
Registado: sexta, 04 mar 2005, 00:00

Apuntes sobre la inmigración / El vendecuadros

Mensagempor sbaezagarr » terça, 30 mai 2006, 03:33

Francisco Rogido de Washington DC, respondió el día 14/05/01 a la lista Fillos-L: Hola fillos :
De muchas cosas hemos hablado y discutido. En muchas cosas hemos estado de acuerdo o en desacuerdo. Es decir : como en las mejores familias. Sin embargo, hay un tema que no recuerdo que se haya mencionado, a no ser de manera muy general o haciendo referencia a una situación particular.
¿A qué se dedicaron o dedican los gallegos que emigraron?[...]

Lisardo,
É uma grande satisafação falar com você mais uma vez. A primeira de maneira privada e agora pública em Fillos. Quando li tua mensagem não pude conter a satisfação de ver que ainda ( todavia ) existe luz na lista, frente as baixezas e trocas e insultos que presenciamos ultimamente, e que a mim não me agradam. Não digo isso como um dos Fillos, mas como uma pessoa que se não recebeu a educacao erudita de pais gallegos, mas ao menos aprendeu com eles o respeito ao próximo forjado em sólida ética de respeito ao proximo a parte de ter senso critico em saber distinguir uma opinão pessoal de uma generalização. Os últimos acontecimentos realmente me fizeram pensar em qual seria o sentido da lista, ou melhor, o que estava eu fazendo nela. Pois era mais fácil eu pedir baixa a ler uma infinidade de troca de insultos pessoais. Particularmente, sempre me agradou a polêmica e sempre admirei os que faziam dela a opção de vida, fossem eles pensadores, artistas, filósofos ou simples mortais. Mas nos últimos dias as recepções das informações eram tomadas de maneira bastante pessoal. E por vezes simples idéias ou hipóteses; ainda que polêmicas - levantadas por um ou outro colisteiro, eram tão absurdamente manipuladas que se tornou impossivel um diálogo em alto nível. Mas não quero mais falar nisso pois me aborrece muito ter que ler 25 mensagens em media por dias, das quais 15 são trocas de insultos pessoais e de baixissimo nivel.
Hoje ao abrir a lista vi uma ideia realmente original, a tua. Me fez pensar que há uma luz, e desde já estou esperando pela segunda parte de los vendecuadros.
Se me permite gostaria de propor algo sem querer parecer intransigente ou indevido. Mas por que não pensamos em fazer um cuestionario que fosse vinculado à lista com informações socio-econômicas de cada Fillo. Assim poderiamos ter uma especie de planilha das regiões dos Padres y Avuelos de los Fillos e de como chegaram a America. Quais países e regiões para onde preferiram imigrar e por que? Em que época? Quais eram as noticias que corriam em Galicia para os pais optassem em ir para um ou outro país? Quais as atividades economicas a que se dedicaram? lavoura, industria comercio? Quais retornaram? Qual o tipo de ajuda que receberam quando chegaram, seja de parentes, amigos ou do Estado espanhol? Qual era a interferência dos pais na vida educacional dos Fillos, ou quantos Fillos foram realmente estimulados a estudar e quantos foram estimulados a trabalhar desde cedo? Como eram as atividades de lazer? Cinema, teatro, clubes gallegos...? Quantos Fillos foram registrados em consulados e embaixadas e quantos pais teriam esclarecimentos sobre a importancia desses registros oficiais? Quantos pais ou avós pertenciam a irmandades ou clubes, e qual e verdadeira função informativa desses centros gallegos? Quantos fillos ou netos sustentam comunicações ativas com parentes na Galicia?
Essas perguntas objetivas poderiam nos auxiliar a saber quem somos, quantos somos e qual foi o impacto da imigração para os Fillos. Desde já peço aos Fillos que não respondam a essas perguntas agora. Essas são apenas ideias que poderiam se transformar numa proposta oficial de questionario.
Lisardo, mais uma vez gostaria de te agradecer pelas ideias e que aceitasses essas sugesões. Que te parece? Se precisas de ajuda estou aquí para isso. Bem, mais uma vez, um forte abraço a voce e aos teus,
Francisco Rogido Fins, Washington DC
Negreira, a Coruña
Última edição por sbaezagarr em sábado, 08 nov 2014, 21:33, editado 1 vez no total.

sbaezagarr
Socio/a
Socio/a
Mensagens: 684
Registado: sexta, 04 mar 2005, 00:00

Apuntes sobre la inmigración / El vendecuadros

Mensagempor sbaezagarr » terça, 30 mai 2006, 05:13

Enrique Rodríguez Alvarez de Panamá, envió este mensaje el día 14/05/01 a la lista Fillos-L:Estimado Lisardo y colisteros amigos:
Este tema de las actividades a que se dedicaban los gallegos al llegar a América no deja de ser para mí un tema apasionante, que debiera contar con la contribución de los colisteros de todas las regiones, pues considero que esta actividades variaron un poco de país a país. Así como la migración gallega en los países de Europa centraba sus actividades en el trabajo en las grandes fábricas (los hombres) y servicios domésticos (las mujeres), así mismo, en los diferentes países de América variaron estas actividades:

Por ejemplo: mi padre en sus primeros momentos en Cuba, tuvo que cortar caña de azúcar en un ingenio y convivir con los trabajadores aborígenes en las peores condiciones que se puede imaginar. Mi madre, también en Cuba, trabajaba de costurera en un pequeño taller de alta costura en jornadas de 10 horas y los fines de semanas lavaba y planchaba ropa. Una vez que mi padre emigró a Panamá, trabajó de albañil en la construcción de puentes, después fue dependiente de una bodega de licores de unos españoles no gallegos y después fue encargado de un supermercado de un paisano gallego en donde trabajó por casi 30 años hasta llegar a ser vice-presidente de lo que fue la mayor cadena de supermercados de Panamá por los años 70-80.
Pero paso explicarte a que solían dedicarse en Panamá los gallegos. La inmensa mayoría de los gallegos se les conocía como "muebleros". Su primera actividad eran mueblerías para la clase humilde. Luego traían parientes a trabajar con ellos que a su vez ponían sus mueblerías propias. Te llamó la atención lo de los gallegos "vendecuadros", algunos de estos parientes recién llegados eran enviados a vender casa por casa cuadros del Corazón de Jesús, de la virgen María o la última Cena (había buena demanda). También algunos se dedicaban a joyerías en menor escala. También tuvimos gallegos dedicados a la noble labor de Afiadores, pero ya hace más de 10 años que fueron desapareciendo. Entre los gallegos había excelentes albañiles y dentro de la construcción de menor y mediana escala adquirieron fama por su cabal cumplimiento y calidad de obra. Algunos se dedicaron a la llamada "bodega" de víveres (también de licores), o minisuperes o abarroterías, aunque esta actividad os la acaparan los inmigrantes chinos. Algunos se dedicaron a bares o cantinas o clubes nocturnos de variedad, aunque fueron los menos. Otros se dedicaron a restaurantes. Posteriormente, algunos se desarrollaron en el área de hoteles de **, *** y **** estrellas.
Por último, te comentaré otra actividad que te resultará curiosa...es la de los "Push Botton". Se le llama así a un tipo de alojamientos de ocasión, consiste en una serie de habitaciones adosadas muy reservadas para los usuarios. Tienen baños de lujo, jacuzzi, camas de agua, espejos en el techo, TV con películas propias de la ocasión, con todas las comodidades que puedas imaginar y que son rentadas por hora. El 98% de estos lugares pertenecen a gallegos. Hoy en día en Panamá, la colonia española, predominantemente gallega (85%).representa un baluarte de prosperidad y empuje dentro de la economía de Panamá. Me encantaría escuchar de otros países sus experiencias aunque se que serán en un buen porcentaje similares, aunque no deja de haber sorpresas.
Saúdos.
Dr. Enrique Rodríguez Alvarez desde las riberas del canal de Panamá
Última edição por sbaezagarr em sábado, 08 nov 2014, 21:33, editado 1 vez no total.

sbaezagarr
Socio/a
Socio/a
Mensagens: 684
Registado: sexta, 04 mar 2005, 00:00

Apuntes sobre la inmigración / El vendecuadros

Mensagempor sbaezagarr » quinta, 01 jun 2006, 04:50

Michèle de Tarbes, Francia, envió este mensaje el día 14/05/01 a la lista Fillos-L:Yo también pienso que es una idea estupenda.
De manera general y por lo que yo sé aquí en esta zona de Francia los gallegos que yo conozco vinieron la mayoría por cuestión económica por lo tanto cojían el primer trabajo que encontraban. En lo que a mis padres se refiere, papá cuando llego aquí trabajo unos 6 meses en la agricultura, luego, vino a la ciudad y estuvo toda su vida de obrero en una pequeña empresa que recogía metales viejos. En esa empresa sigue trabajando mi cuñado emigrante gallego también. La vida de papá era algo complicada y ya la contaré otra vez. Mamá emigró también por razones económicas pero sobre todo con 18 años era ya viuda y perdiera también a su niña de 15 meses. Vivía en un pueblo y ya imagináis cual era su futuro: no lo tenía. Por eso decidió venir a Francia donde ya estaba su hermano. Aquí entró a servir en casa de un dentista que tenía 3 hijos. Esa familia tenía pasión por España por lo tanto se enseñaron cosas mutuamente. Esto fue en los años 50. Cuando conoció a papá al poco se fue de esa casa, no sé por qué, el caso es que toda la vida siguió en contacto con ellos pues eran su familia y hoy sigo yo. Ellos la llevaron a Galicia en coche cuando murió su madre, ellos le pagaron parte de la boda y cuando decidió ir a limpiar a otras casas por jornadas ellos la recomendaron a sus amistades. Ella era muy trabajadora y lo reconocían todos. El caso es que en tantos años solo trabajó en unas pocas casas y que en todas ellas fue mirada como alguien más de la familia. Quizás sea suerte no lo sé, el caso es que yo me crié entre los niños de sus patrones sin notar diferencia y sigo en contacto con todas esas familias. Como ya lo supondréis mis padres no tenían estudios pero sí tenían claro que yo tenía que estudiar y como ellos no entendían del sistema francés(no os olvidéis de la frontera de la lengua) los que miraban de eso eran unos señores en casa de quién mamá iba 3 tardes a la semana. Ellos eran inspectores de educación nacional y me digirieron en mis estudios, acompañaban a mis padres cuando iban a ver a los profes.....
Bueno hasta aquí para hoy, otro día contaré más.
Con cariño desde Tarbes Francia
Michèle
Última edição por sbaezagarr em sábado, 08 nov 2014, 21:33, editado 1 vez no total.

sbaezagarr
Socio/a
Socio/a
Mensagens: 684
Registado: sexta, 04 mar 2005, 00:00

Apuntes sobre la inmigración / El vendecuadros

Mensagempor sbaezagarr » quinta, 01 jun 2006, 05:01

Norma A.Suárez de Bs.As. respondió el día 15/05/01 a la lista Fillos-L:Michelle:
Que historia la de tus padres realmente me ha emocionado esa historia tan cruda de tu madre viuda y con una niña y la de tu padre, los gallegos siempre donde estuvieran han sido nobles trabajadores y emigrando han hecho siempre un honor el trabajo mas allá de el que fuera, mi padre también lo sigue siendo, al igual que los tuyos no ha tenido los estudios secundarios y los primarios han sido escasos, pero si ha querido que su hija estudiara y de eso si esta orgulloso eso de poder ver su hija con un estudio es un logro también para el que ha hecho lo imposible por llevar adelante su familia como tantos gallegos dispersos en este mundo.
Un abrazo desde Argentina,
Biquiños
Norma Suárez Bs.As. Argentina
Última edição por sbaezagarr em sábado, 08 nov 2014, 21:33, editado 1 vez no total.

sbaezagarr
Socio/a
Socio/a
Mensagens: 684
Registado: sexta, 04 mar 2005, 00:00

Apuntes sobre la inmigración / El vendecuadros

Mensagempor sbaezagarr » domingo, 04 jun 2006, 22:02

Michèle de Tarbes, Francia, envió este mensaje el día 16/05/01 a la lista Fillos-L:Sigo con la historia de mi familia.
Papá fue obrero, era muy trabajador, yo casi diría "bruto" trabajando. Al poco de casarse fueron viniendo las hijas que tuviera de su primer matrimonio en Galicia. La mayor quedó en Incio pues ya estaba casada. Mis hermanas fueron también a trabajar limpiando casas y nací yo la última de la fila. Reconozco que fui mimada tanto por mis padres como por mis hermanas, pero nunca tuve lo "superflujo" pues había que ahorrar para las vacaciones a Galicia, para pagar un pisito allá y también para ayudar a los que quedaran allá por lo menos la familia de papá que lo necesitaba más, pero más que nada había que ahorrar para pagarle los estudios a la pequeña (yo!!) el día de mañana.
De mis tres hermanas, una se casó con un francés de origen belga (que ahora solo piensa con ir a pescar a Galicia), otra se caso con un vasco español, y la otra con....un galego de Cedeira como mama!!!! Y yo????? ya lo sabeis con un asturiano de madre salmantina y padre Ourensano!! Todo queda en el mismo "país" Los demás gallegos o españoles que conozco por aquí trabajan en la construcción: albañil, carpintero, pintor.....y las mujeres van a limpiar casas o por lo menos la mayoría de ellos.
Bueno amigos, un abrazo desde Tarbes, Francia
Michèle
Última edição por sbaezagarr em sábado, 08 nov 2014, 21:33, editado 1 vez no total.

sbaezagarr
Socio/a
Socio/a
Mensagens: 684
Registado: sexta, 04 mar 2005, 00:00

Apuntes sobre la inmigración / El vendecuadros

Mensagempor sbaezagarr » terça, 06 jun 2006, 03:09

Sandra Calvetti de Rosario, Argentina, envió este mensaje el día 15/05/01 a la lista Fillos-L: El tema también me parece apasionante. En el caso de mis abuelos y sus familias en Rosario, casi todos terminaron luego de muchos avatares y penurias trabajando para empresas públicas. Por ejemplo, los hermanos de mi abuelo trabajaban en los tranvías, en una empresa de capitales mixtos, que se denominaba "la mixta", eran choferes (motorman, les decían porque los capitales privados eran de origen inglés), los hermanos de mi abuela, también gallegos, varios trabajaron en la Municipalidad de Rosario, en Parques y Paseos uno de ellos, otro en tránsito (era denominado zorro gris, dado que "cazaban" infractores y sus uniformes eran grises en esa época).En el caso particular de mi abuelo que vino muy pequeño, la tradición de mi familia cuenta que tuvo que dedicarse a muchos oficios: vendió alhajas, también fue dependiente en una farmacia, colocaba inyecciones a domicilio. Durante el gobierno de Perón, consiguió empleo en la empresa provincial de distribución de agua, cuyo nombre por aquel entonces era "Obras Sanitarias" en el taller de mecánica de los autos que se utilizaban para que el personal se dirigiera a conectar o reparar desperfectos, llegando a ser jefe de taller. El falleció bastante joven, con 63 años, y yo recuerdo que solía dar una vueltita a vernos cuando la "cuadrilla" que dirigía andaba por la zona donde yo vivía con mis padres (mi madre era su única hija mujer viva y por tanto su mimada) Me fascinaba que llegara con el Jeep de Obras Sanitarias, y siempre le pedía que me llevara a su casa, donde disfrutaba sus mimos y los de mi abuela. Para ingresar a Obras Sanitarias, que por entonces era un trabajo muy anhelado ya que nunca había gozado de un trabajo fijo, tuvo que nacionalizarse argentino, así podía votar, por supuesto también tuvo que afiliarse al partido peronista, pero él lo hizo gustoso, porque admiraba mucho a Eva Perón. También afiliarse en ese entonces implicaba militar en el partido, por lo cual muchas veces salía con sus empleados a pintar carteles, cosa que generalmente se hacía de madrugada. Ignoro si tal tarea le resultaba desagradable, ya que nunca lo oí quejarse, tal vez porque estaba convencido de que era lo necesario. Fue un hombre muy pero muy querido por quienes lo conocían, yo lo recuerdo muy inteligente y también muy educado, aunque no sé qué grado de instrucción alcanzó, pero tengo en mi memoria charlas que mantenía con mis tíos y mi papá, fundamentalmente sobre política. Para mi mentalidad de entonces, era impresionante oírlo hablar, tan culto y refinado. Mi abuela era una ama de casa sufrida. Cuando llegó al país se enfermó de poliomielitis y estuvo internada en un hospital público. Uno de sus recuerdos más fuertes eran las monjitas que la cuidaban, dado que como eran tantos hermanos (10 según tengo entendido, a muchos los conocí y quedan solamente 3 hermanas vivas) su mamá no podía estar con ella, y solamente la visitaba su tío, que luego fue su suegro, ya que mi abuelo y ella eran primos hermanos. Conservo una foto de Sor Lourdes, con quien mi abuela mantuvo una fluida correspondencia hasta que falleció, y cuyas cartas conservo entre de mis tesoros. Superada su enfermedad fue a trabajar en los quehaceres al convento de estas monjas, de donde salió para casarse con mi abuelo después de 5 años de noviazgo en los que ni siquiera le permitió que le diera un beso!!!!! (impensable para esta época) (Ella me contaba que como estuvo primero internada por la enfermedad y luego trabajando en el convento, no se crió viendo a mi abuelo como su primo, y cuando lo conoció se enamoró de él, que era lindisimo, aún de grande: Alto, esbelto, elegante, castaño claro, tostado por el sol y con unos ojos verdes impresionantes que mi madre heredó) Sufrieron penurias. Tuvieron cuatro hijos: dos mujeres y dos varones. La primera fue una beba que nació enferma de hidrocefalia, Vilma Mabel, y falleció a los 7 meses. El segundo fue Rubens Gregorio, el mayor, le siguieron Walter Antonio y mi madre Elida Beatriz. Siempre le preguntaba a mi abuela por qué no le había puesto nombres gallegos, y ella me decía que casi no recordaba nada de su tierra, porque había venido muy pequeña, y que a la hora de llamar a sus hijos prefirió no repetir los nombres familiares, que era lo que se usaba. No obstante me legó un libro que se llama "Cantares Gallegos" y que estoy tratando de localizar en casa de mi madre, puesto que de allí aprendí algunos cantos que cuando encuentre les voy a transmitir (los sé pero no me animo a escribirlos) Bueno, este mail se está haciendo muy largo, prometo si les interesa continuar la historia de mi familia más adelante, a mí me emociona mucho recordarla y contarla, ahora la estoy escribiendo para mi hija. Quiero que conozca a sus bisabuelos aunque sea por mi relato.
Un bico grande desde Rosario
Sandra Calvetti Otero
Última edição por sbaezagarr em sábado, 08 nov 2014, 21:33, editado 1 vez no total.

sbaezagarr
Socio/a
Socio/a
Mensagens: 684
Registado: sexta, 04 mar 2005, 00:00

Apuntes sobre la inmigración / El vendecuadros

Mensagempor sbaezagarr » sexta, 09 jun 2006, 00:31

Enrique Rodríguez Álvarez de Panamá respondió el día 16/05/01 a la lista Fillos-L:A Sandra Calvetti Otero
Mi muy querida Sandra:
Tu relato, como el de otros no cansa a nadie que ame a Galicia. Al contrario, me siento emocionado de ver tu profundo amor por tus ancestros. Eso nos hermana, nos hace mas gallegos a todos y supera las absurdas barreras de las nacionalidades latinoamericanas, dejamos de ser argentinos, brasileños, uruguayos, panameños o estadounidenses y pasamos a un nivel superior común.... Gallegos orgullosos de nuestra sangre!!!. Muy emocionante sentir a través de tus líneas esa profunda veneración a tu abuelo y toda tu familia. Para mí, mi padre fue un héroe y un santo, al igual que mi madre...y tengo la responsabilidad de honrar la sangre, el sudor y las lágrimas que hicieron posible que hoy sea lo que soy, entre todo lo bueno.....GALLEGO.
Adiante Sandra!!! Siempre tendrás en mí un atento lector de tus relatos.
Dr. Enrique Rodríguez Álvarez, desde las riberas del canal de Panamá.
Última edição por sbaezagarr em sábado, 08 nov 2014, 21:33, editado 1 vez no total.

sbaezagarr
Socio/a
Socio/a
Mensagens: 684
Registado: sexta, 04 mar 2005, 00:00

Apuntes sobre la inmigración / El vendecuadros

Mensagempor sbaezagarr » domingo, 11 jun 2006, 02:13

Inés Abeijón desde Ossining, Nueva York, envió este mensaje el día 17/05/01 a la lista Fillos-L:Deixame ir xogar, oh...¿Sete por oito? preguntaba miña nai
-Deixame ir xogar, oh... - repetía unha Inés duns 7 anos.
-Hasta que aprenda la tabla de hoxe non sales - respondía ela.
Co tempo esta pregunta cambiou: Mamá ¿cómo se fai esto? - preguntaba unha Inés duns 12 anos. Non sei, miña filla, pregúntalle a teu irmán a ver se sabe.. eu nunca entendin ben os quebrados (miña nai deixou a escola con 12 anos)
-Estudiaaaaade, mirade que para fregar escaleiras xa chego eu - repetíu miña nai moitas veces mentras nos pousabamos os codos riba dos libros.
E é que a miña nai e mais meu pai, como tantos outros mais querían sempre o mellor para os seus fillos, e así o deron a entender da mellor forma que eles souberon. Meu pai empezou a traballar a unha curta idade. Isto debíuse mais que nada pola necesidade que obrigou a él e ós seus irmáns, xa que como todos sabedes, o meu avo emigrara o Brasil cando el contaba con 4 anos e nunca mais voltou. Empezou a traballar con 14 anos, según él nos contou, cargandolle os picos ós canteiros, e mais tarde nun aserradeiro, ata que decídiu "embarcar". Pasou moitos anos navegando. Meu pai era o cociñeiro. Foi nos barcos onde empezou como axudante de cociña, ata que despois se fixo co posto. De ahí que ninguén da nosa casa cociña mellor ca él. Miña nai despois de deixar a escola ós 12 anos foi a aprender costura cas costureiras locales, ata que con 18 anos se foi a Santiago de Compostela a facer un curso nunha academia de corte e confección. Ela foi a única que tivo a oportunidade de sair da parroquia para aprender un oficio, xa que foi a mais nova de 7 irmáns e os outros xa traballaban e axudábanlle. Cando acabou ela mesma se dedicaría por varios anos a enseñarlle a outras aprendices na casa dos meus avos. Pódese dicir que meu pai era cociñeiro e miña nai costureira. Pero todo cambiou ó chegar a Nova Iork. Meu pai emigrou no 85 cando decidiu deixar de navegar e buscar un traballo en terra. Miña nai non creiu que iba a emigrar ata que lle viu o billete na man. Cando chegou aquí adicouse a construcción e así estivo 5 anos e medio, mentras miña nai, meus irmáns e mais eu ficamos en Galicia. A principios do 91 chegamos nos ó JFK, o aeroporto da cidade de Nova Iork, cunha maleta para 5, sen traballo e sen un teito onde cobixarnos, xa que meu pai deixara o apartamento onde vivía e mailo traballo cando veu a buscarnos a nós. Os 4 primeiros días pasámolos nun motel ata que nos instalamos nun apartamento preto doutros veciños galegos, mercamos un coche que nos costou $300 e comenzámos a vivir "o noso soño americano". Meu pai atopou un traballo de chófer nunha panadería e miña nai traballaba 4 horas limpando unhas oficinas. A primeira cousa que meus pais fixeron foi apuntarnos nas escolas. A miña irmá pequena na escola básica, xa que so tiña 10 anos, e a meu irmán e mais a mín no instituto "High School". Co paso do tempo as cousas melloraron, e miña nai atopou un traballo nunha residencia da chamada "terceira idade", un "nursing home", e leva traballando alí arredor de 9 anos. Traballa en mantenemento. Meu pai traballa nun cemiterio cortando a herba no verán e sacando a neve no inverno. Os emigrantes galegos nesta parte dos Estados Unidos concéntranse maioritariamente na cidade de Newark (Nova Jersey), onde traballan desenrolan os mais diversos traballos. Moitos traballan na construcción, carpintería, ou de pintores. Tamén se poden atopar moitos negocios galegos, principalmente restaurantes "da cociña española," onde empregan os seus paisanos traballando de cociñeiros, camareiros, etc. O resto dos emigrantes viven espallados na chamada "gran mazá", hai moitos en Brooklyn e Queens, onde se atopa Casa Galicia. Nos vivimos nas aforas da gran cidade, "alá arriba", como dirían os galegos "da cidade". Aquí a poboación galega e mínima, e no noso pobo non se contan mais de 20 familias. A maioría dos homes adícanse a construcción, a pintura, é o "landscaping" cortando herba, aínda que os hai que traballan limpando hospitais, escolas, oficinas, etc. A maioría das mulleres traballan as casas dos "ricos de Westchester".As cousas son distintas para as posteriores xeracións. Moitos fillos e netos destes primeiros emigrantes recibiron a sua educación escolar nos Estados Unidos, defendense ben falando inglés, e isto cambialle moito as cousas o tentar buscar traballo. Os que despois de acaba-los estudios no instituto deciden seguir na universidade, fanno elexindo diversas carreiras; os que non siguen estudiando poden encontrar traballos como dependientes en distintas tendas, recepcionistas, caixeiros en supermercados, etc.., traballos que tamén elixen moitos estudiantes mentras van o instituto ou universidade.
En xeral, os galegos que viven aquí fan o posible para que os seus fillos reciban unha mellor preparación profesional e non se adiquen os traballos que a eles lles tocou desenrolar a súa chegada a este país... eu pola miña parte, entendín moi ben a súa mensaxe, e repito a frase que empezou esta historia, cunha pequena variante.
- Deixame estudiar, oh...

PD: Sol, se podes aportar algo mais a historia, adiante.
PD2: Esta foi unha forma resumida da nosa historia

Saúdos a todos
Inés
Unha Filla de Galicia en Ossining, Nova Iork
Última edição por sbaezagarr em sábado, 08 nov 2014, 21:33, editado 1 vez no total.

sbaezagarr
Socio/a
Socio/a
Mensagens: 684
Registado: sexta, 04 mar 2005, 00:00

Apuntes sobre la inmigración / El vendecuadros

Mensagempor sbaezagarr » quarta, 14 jun 2006, 01:04

Cecilia Alvarez de Buenos Aires, Argentina, envió este mensaje el día 16/05/01 a la lista Fillos-L:Para Lisardo (por el "vendecuadros")

Hola Lisardo:
Por supuesto que tu idea es muy buena y estoy leyendo con mucha emoción las historias que ustedes cuentan. Me gustan mucho esas historias reales que hablan tan bien de la valentía de nuestros abuelos gallegos que emigraron y debieron vérselas con miles de contratiempos. A mi me gustaría mucho contar algo, pero desgraciadamente, como todos ustedes saben, yo no conocí a mis abuelos y se muy poco de su historia. Tengo algunos datos sueltos que ubican a mi abuelo llegando de Vigo alrededor de 1896 a la ciudad de La Plata (capital de la provincia de Buenos Aires) que estaba recién fundada (eso fue en 1882). Allí consiguió un empleo en el Correo Argentino y con esa seguridad mandó a buscar a su novia que vivía en Tui (Pontevedra). El la llamaba "la paloma" porque mientras él tenía 40 años, la que sería mi abuela tenía 20 añitos (picaron el gallego). Ella llegó con un hermano mayor alrededor de 1899. Se casaron y ya en 1900 nació la primera de los 12 hijos que tuvieron (6 varones y 6 mujeres) (picaron y prolijo). Mi padre, que fue el menor, nació en 1921. En 1931 mi abuelo falleció y ella quedó sola con los hijos. Los más grandes iban trabajando y aportando al hogar materno. Todos tuvieron educación primaria y la mayoría secundaria. Mi padre fue dibujante técnico y pudo comenzar a estudiar arquitectura (tuvo que dejar cuando mi hermano y yo nacimos). Otra de las hermanas fue maestra. Dos de los varones, Maestros Mayores de Obra (una carrera técnica de nivel secundario) y tres comerciantes (uno tuvo un bar muy conocido en la ciudad de La Plata, para los que conocen esa ciudad, el Teutonia). Pavada de gallega mi abuela. Sola con ese regimiento de hijos logró que todos salieran adelante. Ella murió en 1956, cuando yo tenía sólo 4 años.
Este es mi pequeño aporte.
Bicos para todos.
Cecilia María Alvarez
Buenos Aires – Argentina
Última edição por sbaezagarr em sábado, 08 nov 2014, 21:33, editado 1 vez no total.


Voltar para “Historias da nosa emigración”

Quem está ligado:

Utilizadores neste fórum: Nenhum utilizador registado e 5 visitantes